Optimissa en la Gran Manzana

Optimissa en la Gran Manzana

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedInEmail to someone
¿Qué es lo que mejor de trabajar en Optimissa? El poder viajar a todos esos nuevos lugares apasionantes. Nueva York ocupaba el primer lugar en mi lista de destinos pendientes y tuve la suerte de encontrarme en el momento justo en el lugar adecuado cuando Optimissa comenzó a ampliar su cartera de clientes en esa ciudad. Así que tras unas semanas de conversaciones con el cliente, me vi embarcando en un avión con destino a Nueva York, y dejando atrás Madrid, la ciudad que se había convertido en mi hogar durante todo un año.

New York OptimissaLa ciudad que nunca duerme siempre está en movimiento, con un ritmo frenético que también se ve reflejado en el lugar de trabajo. Las empresas de Nueva York exigen la mayor calidad y no aceptan el incumplimiento de objetivos. La apuesta es alta. ¿Estás dispuesto a afrontar el reto?

Mi misión consistía en consolidar el equipo de renta fija para aportar de forma más rápida mejores resultados a un equipo de trading competente, así como introducir en el banco una serie de iniciativas significativas. En muy poco tiempo me puse al día en la configuración de la plataforma y los procesos de nuestro cliente. La mayoría de mis tareas diarias consisten en acordar con los traders los nuevos requisitos de los proyectos y aplicar los cambios necesarios en el sistema para finalizarlos con éxito. En este ciclo, la fase vital es la de aplicar los cambios solicitados, relacionados con errores de sistema o de implantación, sin alterar la operativa normal del negocio. La clave está en la precisión. Para eliminar esas interrupciones, me encargo de realizar procedimientos de control de calidad y testing, creando planes de prueba y documentando las pruebas de regresión.

Otra de mis aportaciones ha sido la de introducir técnicas de desarrollo Agile Scrum para organizar, calcular, priorizar y gestionar la entrega de un gran volumen trabajos pendientes relacionados con requisitos y problemas del sistema. El equipo se ha convertido en una entidad auto organizada, dinámica e interactiva capaz de asumir cualquier petición por parte de la empresa e implementarla puntualmente. Al mismo tiempo, se consigue un control flexible de la gestión de los continuos cambios de entrega.

Nueva York no es un territorio relativamente nuevo para Optimissa, que ofrece numerosas posibilidades para una consultora especializada en mercado de capitales. Además de crear nuevos puestos para consultores en varios clientes más, Optimissa está ayudando a que nuevos clientes se sirvan de los puntos fuertes y la base de costes de nuestro Intelligence Centre de Madrid. Desde allí, ofrecemos experiencia en las últimas tecnologías y un elevado conocimiento funcional sobre varias de las plataformas más populares que existen en el mercado actualmente, así como productos listos para usar.

Ya lo dice la canción: “Si triunfas en Nueva York, triunfarás en cualquier sitio”. Los nuevos éxitos cosechados a día de hoy en Nueva York atestiguan el potencial de Optimissa para continuar su expansión en otras regiones del mundo en el futuro. Y yo me pregunto: ¿dónde podré contribuir a hacer realidad este crecimiento?

Nick Mannings

 


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Más información sobre nuestras cookies, siga este enlace

ACCEPT