CONSULTORÍA DE NEGOCIO

Los intermediarios financieros, y, específicamente, las instituciones bancarias y empresas que prestan servicios de inversión, se enfrentan a desafíos cada vez mayores debido a las presiones competitivas y a un mundo reglamentario en constante cambio. Tanto en Europa como en los Estados Unidos, nuevos competidores, estrategias de crecimiento en evolución, e iniciativas legislativas de las autoridades supervisoras responsables de los mercados bancarios y de valores, son razones para que las empresas modifiquen y adapten la forma en que las empresas gestionan sus negocios.

Este nuevo conjunto de reglas impacta la esencia de los procesos financieros:

· Redefinición de la naturaleza y la transparencia del capital propio
· Imposición de nuevas medidas de liquidez y de límites
· Prohibición de apalancamiento o gravamen de activos excesivos
· Imposición de una medición del riesgo y requisitos de capital más estrictos
· Ampliación a nuevas actividades y mercados de las obligaciones en torno a transparencia y a informes
· Creación de nuevos canales de distribución que deben ser explotados de manera eficiente
· Cambiar la forma en que las empresas se comunican con sus clientes y venden sus productos y servicios

Hacer frente a estos desafíos requiere, en primer lugar, una comprensión en profundidad del impacto operativo de la nueva regulación y cómo afecta a los procesos y procedimientos de negocio y, en segundo lugar, un plan claro sobre cómo la tecnología puede ayudar a solucionar las carencias de manera eficiente y en cumplimiento con los requisitos y plazos en vigor.

Impacto operacional de la nueva normativa y de los procesos de competidores

Los departamentos funcionales de las empresas financieras están frecuentemente sobrecargados con las operaciones del día a día. No tienen tiempo de revisar los borradores que llegan sobre la nueva normativa o de evaluar cómo los nuevos canales de distribución o estrategias de venta van a impactar en sus procesos de negocio, sus requisitos del sistemas, o sus necesidades de personal o presupuestarias.

La división de consultoría de Optimissa hace un gran esfuerzo para estar permanentemente conectada tanto a los cuerpos académicos y políticos que emiten nuevas normativas, como a los clientes que deben hacer frente a estos cambios competitivos. Debido al hecho de que nuestros clientes incluyen casi todos los jugadores clave de cada mercado, tenemos un conocimiento profundo de cómo se deben implementar cambios regulatorios, y de cuáles son las mejores prácticas para responder a las nuevas necesidades de mercado o de estrategia.

Optimissa puede compartir este conocimiento a través de sus servicios de consultoría, mediante la realización de ejercicios de gap analysis, la definición de requisitos funcionales, o la reestructuración de procesos de negocio.

Asesoramiento en funciones de riesgos y cumplimiento normativo

La medición de riesgos de mercado de contrapartidas, la definición de límites de riesgos y controles granulares, la evaluación de la solidez de actividades de auditoría interna, la prevención de cualquier implicación en actividades de blanqueo de dinero, o asegurar el pleno cumplimiento de la normativa vigente, son todas tareas que se están volviendo cada vez más complejas y especializadas.

Ofrecemos este tipo de servicios de consultoría a varios clientes y podemos aprovechar y compartir nuestros conocimientos en estas áreas mediante la realización de procesos de due diligence o gap analysis, mediante la definición de requisitos funcionales que han de cumplirse, o mediante el asesoramiento continuado o la subcontratación de estas cuestiones.

Operaciones desde cero y nuevos negocios

Los socios de Optimissa están acostumbrados a asesorar a las empresas internacionales y locales en la presentación de solicitudes de licencias reglamentarias o en la aprobación de nuevos negocios y actividades. Varios miembros de la Consejo Asesor de Optimissa trabajaron anteriormente para diferentes autoridades supervisoras (en banca, mercados de valores y seguros) y tienen mucha experiencia en este campo.

Estos servicios de consultoría pueden incluir tareas como la elaboración del plan de negocio, el diseño de los pertinentes organigramas para garantizar la segregación de funciones que requiera la normativa pertinente, o la elaboración de procedimientos operativos y de la infraestructura tecnológica según el área funcional, de forma eficiente en cuanto a tiempo y a gastos. Puede contactarnos aquí para más información.